Dos amigos han quedado para darse fuerte por el caca. Hace tiempo que no se ven y quieren aplicarse mucho placer. Nada mas llegar comienza a hacerle una mamada de concurso tocándole los genitales con su lengua. Al rato le clava todo el trozo de carne por su ano y se abre de piernas. Acaba cuando le echa la leche en su cuerpo.