Thriller policíaco francés con un argumento que no hay quien comprenda porque se pasan la película dándose por el culo como campeones, con todo el peso de las fuerzas de la ley y el orden y sobre todo sin importarles que haya gente alrededor observando.