Dos colegas de clase del primer curso de la universidad, que están un poco verdes aún, al menos en cosas del gimnasio, se comen la boca y en menos de lo que canta un gallo los tenemos metiéndose el rabo a pelo por el culo y preñándoselo hasta el fondo.

Estos chicos son gordos, y los gordos también son humanos, aunque no lo parezca, y como humanos tienen gónadas y las usan, y estos no son menos, así que escarban entre sus michelines parra encontrar sus pollas y así poder conseguir algo de sexo.

Aquí hay una colección de distintas corridas en el porno de aficionados, hombres y mujeres disfrutando de la leche salida de un buen rabo. Algunas de las putas hacen mamadas para que el semen no salga de su boca, pero también hay gays a los que le encanta tragar todo el esperma que sale disparado del miembro viril.