Dos colegas de clase del primer curso de la universidad, que están un poco verdes aún, al menos en cosas del gimnasio, se comen la boca y en menos de lo que canta un gallo los tenemos metiéndose el rabo a pelo por el culo y preñándoselo hasta el fondo.

Johnny V es un culturista rubio con pinta de empotrador que en cuanto ve a un moreno de pelo en pecho como es Abraham, se le hace el culo gaseosa y no tarda en ponerse de rodillas para comerle el rabo y después a horcajadas para cabalgar sobre su nardo.

Un oso, que como oso genuino está un poco gordo, y su cachorro se lo pasan muy bien, pero sobre todo el oso, que es quien lleva la voz cantante, ya que su cachorro no tienen ni pelo y tiene que recibir por detrás para así alimentarse y hacerse oso adulto.

En esta universidad hay una serie de fraternidades sólo para chicos en las que nadie sabe lo que ocurre al otro lado de las paredes, aunque a los miembros de esta fraternidad se les ocurre follarlo todo mientras se follan por toda la casa sin cortarse.